Acupuntura

Paralelamente a las convencionales terapias en la ginecología encontramos además, la Medicina china tradicional (TCM), especialmente la acupuntura, que aplicamos en nuestra consulta. Fiel al principio “la acupuntura es eficaz en caso de trastorno de las funciones, pero las estructuras dañadas no pueden ser reparadas” este método natural de sanación lo empleamos desde hace muchos años con gran éxito en nuestras pacientes.

Acupuntura
  • Como terapia contra el dolor
    Precisamente como terapia contra el dolor los resultados del tratamiento con acupuntura han sido impresionantes. Menos dolores significa para nuestras pacientes no sólo menos medicamentos, sino además menos molestias de estómago e intestino, por lo que resulta una doble ventaja.
  • En el embarazo
    También las embarazadas que en el útimo tercio del embarazo padecen frecuentemente dolores de espalda, pueden beneficiarse de la acupuntura. Como preparatorio para el alumbraniento, la acupuntura deja  los ligamentos y músculos de la pelvis distendidos y puede facilitar claramente el parto. La acupuntura estimula la torsión espontánea del feto cuando viene en posición de nalgas.
  • Molestias en el ciclo menstrual
    Las molestias de la regla pueden aparecer frecuentemente sin causa orgánica sino, por ejemplo, a causa del estrés  o la fatiga. En esos casos la acupuntura puede corregir esas funciones en desarreglo.
  • En la Menopausia
    En el climaterio, muchas mujeres que desestiman el tratamiento hormonal o que no está prescrito para ellas, buscan otras alternativas eficaces. Cuando la agitación, la inquietud o el sofoco determinan el día a día, la acupuntura resulta un exelente campo de aplicación.
  • Como terapia contra adicciones
    Con una conveniente motivación, la acupuntura es un excelente apoyo a un tratamiento contra adicciones como por ejemplo la bulimia o el tabaquismo.